un esencial para sublimar

En el hotel, hay tres momentos que no pueden faltar para garantizar el éxito de la experiencia del cliente: dormir, lavarse y asearse. En Trone, nos preocupamos por hacer que la experiencia en el baño sea sublime, y por dejar a todos y cada uno de sus clientes con ese pequeño recuerdo del que hablarán durante mucho tiempo.

un toque de locura

Callipyge, nuestro primer inodoro suspendido, es un objeto de deseo por sí solo. Moldeado con la radicalidad de un escalón antiguo, suavizado por nuevas curvas y colores profundos, Callipyge se integra discretamente en el cuarto de baño y aporta inmediatamente un toque de locura.

belleza discreta

Por fin, un accesorio diseñado con coherencia. Kaoline, nuestro pulsador, se ha diseñado para funcionar en armonía con Callipyge, utilizando el mismo material: la cerámica. Sus formas radicales le confieren un aspecto minimalista y atemporal.

« wow »

Icone01, nuestro primer inodoro de pie, no deja indiferente a nadie. Su tanque de agua transparente lo convierte en una experiencia en sí mismo. Su diseño moderno y radical, y la gama de colores en la que se presenta, hacen que todos los usuarios tengan estrellas en los ojos.

sorprender con 2 m²

2 m² tan a menudo descuidados que, cuando están bien pensados, la sorpresa se multiplica por diez. Por eso Trone se compromete a pensar en términos de experiencia global, creando entornos únicos y distintivos que dejen una impresión duradera en cada cliente.

×